LA REINA DE LAS TARIMAS

Me cansé de los playback,

De los tacones que no me dejaban andar,

Del maquillaje que tapaba mi cara

Y me puse a bailar.

Bailé durante horas,

Al son de mis latidos

Y al compás de mis pies.

No importaba la melodía

Solo los instintos que me movían

Como una loca que nadie ve,

Pero que ella sí admira.

Me sentí princesa.

La reina de las tarimas.

Sin vergüenzas

Ni mentiras.

Bailé hasta que sangraron mis pies

Cansados por el esfuerzo

Felices por el sentimiento

De que mi cuerpo dejó de ser nuestro

Para ser sólo mío.

Cristina C. Altuzarra

2 comments to “LA REINA DE LAS TARIMAS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *