Bienvenida pequeña

Ojos chinos que me miranLeyre

Manitas que todavía no saben tocar

Sonrisa reflejo

Y llanto que suena a música celestial

Eres un ángel recién nacido

Blanca cuando duermes y

Roja cuando lloras

Te miro una y otra vez para saber que eres real

Que estás ahí y que no saldrás volando

Te ato con lazos de amor

Y espero hacerlo bien

Tienes pies y manos grandes

Y te imagino bailarina, pianista, médico, profesora, abogada

Pero sobre todo te veo a ti

A un ángel que ha decidido ser humano

Y venir a este mundo

Mundo que ya es mejor porque tú estás en él

Delante de ti se abre un cuaderno en blanco

Para que lo pintes con mil y un colores

Y lo llenes de garabatos imperfectos

Creo que lo llaman vida o amor, o algo parecido…

No pretendo desvelarte el final del cuento

Sólo pedirte que sientas

Que sientas

El calor de los abrazos

El sabor salado de las lágrimas

La soledad de los que están solos

El amor incondicional

Y lo irracional del odio

La suavidad de la piel cuando se une

El vértigo a lo desconocido

La ansiedad de ese beso

Y la locura del que no tiene miedo

Y cuando creas que el mundo se acaba

Recuerda, pequeña

Quiérete más que a nada en este mundo

y quiere a los demás porque también son ángeles caídos

Tu tía, Cristina

One comment to “Bienvenida pequeña”
  1. Querida, hoy te has superdo, que envidia no poder expresar lo que se siente con palabras tan bonnitas, eres especial como Leyre, se nota que es tu sobrina, besitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *